Recuperar una silla

Cada cual sabe lo que pesa su costal.

IMG-20160103-WA0016

Mi padre, cuando se rompía la anea de las sillas las guitaba muy bien, eso sí cuando se marraba era terrible, tenía un genio… A mí también me gusta guitar las sillas, me relaja y me divierte y cuando me equivoco no me enfado como él. Necesitamos una silla, cordel, una aguja con la punta levantada y una lezna por si acaso.

Orobroy – David Peña Dorantes

 

2 comentarios en «Recuperar una silla»

  1. Caray¡ que tapiceria tan bonita¡¡¡
    Justo la que yo necesito, o necesitaré en un futuro, cuando las sillas que tengo de este estilo comiencen a deteriorarse…

Responder a Baldomera Fernández Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *